Sol Serrano:
“La U. de Chile requiere un liderazgo de futuro y no nostalgias restauradoras”

Noticia
educación superior, Ennio Vivaldi, Estado docente, financiamiento a universidades, reforma educacional, reforma universitaria, Sol Serrano, Universidad y Nación
22 de septiembre, 2016

Fuente: La Segunda (Ed. Viernes 16 de septiembre de 2016)

Portada Universidad y Nación 15,5x23La historiadora acaba de relanzar “Universidad y Nación”, libro escrito en 1993 pero vigente en preguntar el rol público en la enseñanza superior.
“No deja de sorprender que el tema de este libro, la historia de la U. de Chile en su período fundacional, sea hoy más candente de lo que fue cuando se publicó (por primera vez)”.
Las palabras de la historiadora Sol Serrano (62) -Vicerrectora de Investigación de la UC- son parte de la nueva edición de “Universidad y Nación”, texto publicado por primera vez en 1993 y reimpreso por Editorial Universitaria hace pocas semanas.
Y es que la discusión educacional, centrada en estos días en el proyecto de reforma universitaria que enfrenta la desconfianza y crítica de casi todo el mundo -desde rectores a estudiantes y desde parlamentarios a expertos-, apunta a los temas tratados en el texto escrito hace más de dos décadas: el rol de la U. de Chile y el significado público de la enseñanza superior.

Usted dice en el libro que la “fundación de la U. de Chile es un proyecto político de una élite ilustrada”. Hoy, y en medio de las desconfianzas en torno a todas las élites del país, ¿se puede emprender una reforma al sistema de educación superior?

-Todos los involucrados, encuestas incluidas, concuerdan en que debe haber una reforma. Eso ya es algo. Pero hay mucho desacuerdo sobre su carácter. El acierto del siglo XIX fue la voluntad de fundar donde había muy poco terreno fértil para hacerlo. El gran error de hoy es pretender “re-fundar” desde el Estado, cuando lo que se requiere es una reforma profunda pero de sintonía fina

– Una de las principales críticas al proyecto de reforma del Gobierno es que no se hace cargo de una pregunta de fondo : ¿qué tipo de enseñanza superior requiere el país?

-Es difícil, y también inconveniente, que el Estado pueda definirlo si no es en términos muy amplios. A mi juicio, la primera pregunta es mucho más básica: Cuál es el piso mínimo que el Estado debe garantizar en materia de calidad y equidad de acceso.

La confusión de Vivaldi

– En el prólogo que escribió para esta nueva edición, dice que hoy “se vuelve al debate sobre cuál es el significado de lo público”. En esa línea, ¿las universidades estatales deben tener un rol distinto respecto de las demás?

– Sí, por cierto. Pero en la realidad chilena, más allá de si nos gusta o no, sin financiamiento estatal no hay universidades de excelencia. En cierto sentido, las universidades tradicionales fueron siempre semipúblicas y las estatales, semiprivadas, por su forma de financiamiento. Al final, sean públicas o privadas con fin público, el Estado igual tiene que cofinanciarlas. Eso es así en todo el mundo. Incluso, las universidades privadas de excelencia en EE.UU. reciben dineros fiscales a través de la investigación y becas. Y tienen algo que ninguna de las nuestras tiene: patrimonio propio.

– El rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi, ha utilizado constantemente el concepto de “revalorizar la educación pública”, refiriéndose básicamente al rol de las universidades estatales. ¿Confunde el rector la educación pública con el Estado Docente?

– El rector Vivaldi defiende la educación estatal bajo el antiguo supuesto de que el Estado es el principal garante de la igualdad. Eso no tiene evidencia histórica, porque las universidades chilenas estatales o privadas en el siglo XX educaron a una élite de clase alta y media, permitiendo alguna movilidad social. Pero la desigualdad proviene de la educación inicial, y no la corrige ninguna universidad estatal.

En este contexto agrega que “es un discurso corporativo que defiende y busca recuperar la hegemonía de la U. de Chile garantizada por el Estado. En muchos sentidos ya la tiene, de ser dueña del sistema de admisión hasta su asiento propio en los premios nacionales. La U. de Chile es una gran universidad, sus investigadores son de excelencia en cualquier parte del mundo, pero requiere un liderazgo de futuro y no de nostalgias restauradoras”.

– Quienes defienden el rol de la U. de Chile plantean una especie de mito sobre lo que era la educación superior antes de 1973: pública, gratuita y de calidad ¿Era tan así?

– No solo la U. de Chile sino también la UC y la de Concepción tuvieron ese carácter: gratuitas y de calidad, porque educaban a una ínfima parte de la población. En los 60 solo un quinto de la cohorte de edad de 14 a 18 años estaba en el liceo. Todo el sistema era muy desigual. Por eso es que hoy haber vuelto a situar el eje en la propiedad y no en la calidad y la regulación, busca más reforzar el poder del Estado que la igualdad social.

Por estos días Serrano se afana en un trabajo sobre los liceos público durante el siglo XX. “Los he estudiado desde dentro, desde su vida cotidiana, desde sus trabajos escritos y pruebas encontradas en sus archivos. Debo ser la única persona que se ha leído miles de exámenes de bachillerato entre 1935 y 1960”, cuenta.

Por eso se atreve con una tesis: “La reforma del gobierno de Frei Montalva masifica el liceo. Pero aparecen críticas por su pérdida de calidad, pero que no consideraban que eran esos liceos los que estaban educando a las nuevas generaciones hasta ese minuto excluidas. Desde entonces, el liceo, “el hijo amado de la república”, pasó a ser un afuerino culpable”.

Por eso, asegura que “la reforma educacional debiera centrarse en poner todos los incentivos en la educación pública escolar, que tiene un rol aglutinador mucho mayor que la educación superior. Conozco muchos los liceos, y lo urgente hoy es que sus comunidades sientan que recuperan su dignidad”.

Entrevista a Sol Serrano en La Segunda

2018 © Editorial Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 2° piso, Santiago Chile.

(+56) 2 2896 8960


2018 © Librería Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 1° piso, Santiago Chile.
Horarios de atención: Lunes a Viernes, de 10:00 a 19:15 horas.
Sábado, de 10:00 a 14:00 horas.

(+56) 2 2896 8960, anexo 2

Sitio desarrollado por Juane.cl