Racismo en Chile
La piel como marca de la inmigración

Noticia
desplazamientos de población, Discriminación racial, inmigración, Racismo, raza
08 de Junio, 2016

Fuente: Le Monde Diplomatique
Portada Politicas indigenasLas corrientes migratorias significativas tienen casi siempre origen en las crisis que viven los países o regiones de procedencia. Las guerras, los conflictos armados, el terrorismo de Estado, los descalabros económicos y otros factores, como la expansión capitalista y la conquista de los nuevos territorios o actividades que requieren mano de obra intensiva, producen desplazamientos masivos de población. Así ha sido a lo largo de la historia. América Latina y Chile no han estado ajenos a estos fenómenos.
Racismo en Chile. La piel como marca de la inmigración, da cuenta en detalle a través de exhaustivos y documentados estudios de los flujos migratorios, desde que los españoles llegaron a este lado de la Cordillera de Los Andes, la traída de esclavos desde África en los albores de la Conquista y luego una fuerte oleada a fines del siglo XIX e inicios del XX, para finalmente empalmarse con las más recientes llegadas de personas -en cantidades significativas- de países cercanos del continente.

El libro editado por la destacada socióloga y académica María Emilia Tijoux recoge los trabajos presentados por una quincena de especialistas en un seminario realizado en abril de 2015, y es un material de trabajo imprescindible para conocer en profundidad un fenómeno que, al igual que el cambio climático (otro factor de desplazamiento de población), ha llegado para quedarse.

Las personas que dejan sus lugares de origen y buscan nuevos territorios donde asentarse son siempre más vulnerables que aquellas que habitan los lugares de asentamiento. En el caso de Chile -que además tiene una legislación migratoria antigua y restrictiva- la llegada más o menos masiva de personas ha sido vista históricamente como una amenaza, con recelos y una alta dosis de una supuesta “superioridad racial”, económica y cultural. El racismo se ha hecho latente.

Pero la discriminación no ha sido pareja. No la hubo ni la hay hacia los alemanes, por ejemplo, que llegaron luego que Vicente Pérez Rosales fue hasta Europa a ofrecer tierras para colonizadores; como sí la hubo hacia los emigrantes croatas, irlandeses o árabes, ya avanzado el siglo XX. La población chilena ha sido racista con los pueblos originarios o con aquellos que abandonaron Chiloé buscando trabajo en otros lugares del propio país. Racismo, clasismo y discriminación son parte de las mismas prácticas y aprendizajes adquiridos desde largos tiempos.

Libio Pérez

Racismo en Chile. La piel como marca de la inmigración

 

 

2020 © Editorial Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 2° piso, Santiago Chile.

(+56) 2 2896 8960


2020 © Librería Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 1° piso, Santiago Chile.
Horarios de atención: Lunes a Viernes, de 10:00 a 19:15 horas.
Sábado, de 10:00 a 14:00 horas.

(+56) 2 2896 8960, anexo 2

Sitio desarrollado por Juane.cl