Felipe Ruiz sobre “Panorámica del trabajo en el Chile neoliberal”

Noticia
30 de marzo, 2017

Panorámica del trabajo en el Chile neoliberal es una de las novedades que presenta Editorial Universitaria.  El periodista Carlos Salazar realizó una entrevista a Felipe Ruiz, editor del libro, para adentrarse más en esta publicación y en la realidad del mundo laboral chileno.

A continuación un extracto de la publicación del diario digital La Nación (martes 28 de marzo de 2017)

FELIPE RUIZ: DEBATE SOBRE LA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA SE ASOCIA CON ALGO IRRACIONAL Y POPULISTA

El editor de “Panorámica del trabajo en el Chile neoliberal” explica por qué la sindicalización, la flexibilización laboral y el emprendimiento son una marca de fábrica en un país donde el trabajo precario es algo cotidiano.
                                                                                                           La “Panorámica del trabajo en el Chile neoliberal”, cómo su título indica, pone el foco sobre un tema evidente y serio en el que pocas autoridades se detienen más allá de la demagogia. El compilado de artículos de un grupo de estudiantes de sociología de la Universidad de Chile, agrupados en el Grupo de Estudios Interdisciplinarios del Trabajo (GEIT), profundiza sobre el trabajo como una categoría central de las Ciencias Sociales, desde su relevancia política, cotidiana y científica a través de 7 capítulos urgentes.

Los temas revisados indagan en la transformación de la idea del  trabajo desde la implementación del modelo neoliberal en dictadura y sus consecuencias en la estructura ocupacional nacional, la subcontratación, la organización colectiva y la estabilidad laboral de los trabajadores del sector informal, entre otros.

El inquieto grupo de pregrado, que edita también la revista “La Maquila”, se hace cargo de esta reflexión y diagnóstico en el texto editado por Felipe Ruiz, quien sostiene que “a un nivel académico, social y estatal, el tema del trabajo está súper relegado. Se le da una índole más macroeconómica y de indicadores estadísticos o políticos más que a sus asuntos cotidianos o la incidencia de los trabajadores en la conducción del país, algo que hasta antes de los 80 era parte de ese cotidiano”.

“Creemos que la desigualdad a nivel país y el tema de la despolitización sobre esta discusión u otras que se observan en la opinión pública, tienen que ver con haber dejado de lado al actor laboral, haberse despojado de un interés en su forma de vivir la vida o ser parte de las decisiones relevantes”, agrega sobre otras falencias como la permanente precarización laboral o la atomización de la representación sindical que antiguamente estaban integradas al ADN de la clase obrera.

“Hay una apuesta similar hoy, pero cosas que han cambiado profundamente en ese sentido. La economía se encuentra muy tercerizada y ese cambio es algo que ha entrado fuerte y se ha institucionalizado como la flexibilidad laboral. Una de las lecturas que hacemos es que desde hace mucho tiempo el trabajo capitalista existe en la forma de la subcontratación lo que genera una lucha constante por los salarios. Pero desde los 80 se origina en dictadura un código laboral que hemos heredado y al que se suman muchas cuestiones negativas para el mundo del trabajo y que se vuelven ley o incluso sentido común”, advierte Ruiz.

El editor de “Panorámica del trabajo en el Chile neoliberal” cree que esta fragmentación se da a un nivel de los recursos materiales, pero también dentro de la formación de la acción colectiva. Algo que hemos venido viendo desde el fraccionamiento de la Central Unitaria de Trabajadores como un problema en el que no se logra dotar de una articulación nacional al movimiento de trabajadores.

“Se ha sintetizado la legislación laboral actual y lo que se produce desde los años 80 a la fecha genera un escenario difícil para el actor sindical. Es un tema político que entrama el sindicalismo incluso con la última Reforma Laboral. Detrás de las grandes cifras de crecimiento que se publican, existe mucha precariedad, mucho “emprendimiento” que tiene como contracara a familias que intentan subsistir por sí mismas en condiciones azarosas y limitadas”, explica Ruiz sobre un asalariado flexible que debería históricamente hacerse cargo de responsabilidades sindicales, pero amoldándose a ritmos económicos sofocantes.

Si algo caracteriza al trabajador precarizado chileno, cree Ruiz, es esta doble condición de país con ínfulas OCDE y extensas horas de trabajo por sobre las 8 horas regulares, remuneraciones a la baja, una constante presión psicológica por hacerse cargo delos riesgos y responsabilidades de la empresa y la mencionada dispersión organizacional sindical. “Lo cotidiano se vuelve una cosa de sobrevivencia y negociar cualquier demanda o derecho, es un terreno bastante árido”, define.

Publicación completa en www.lanación.cl

2017 © Editorial Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 2° piso, Santiago Chile.

(+56) 2 2896 8960


2017 © Librería Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 1° piso, Santiago Chile.
Horarios de atención: Lunes a Viernes, de 10:00 a 19:15 horas.
Sábado, de 10:00 a 14:00 horas.

(+56) 2 2896 8960, anexo 2

Sitio desarrollado por Juane.cl