Además es poeta, ¿y qué?

Noticia
Conversaciones con José Miguel Ibáñez Langlois, poeta, sacerdote
03 de Marzo, 2016

Fuente: Revista Misión

La poesía de José Miguel Ibáñez Langlois (Santiago de Chile, 1936) merece ser mucho más conocida. ¿Habrá pesado en su contra su condición de sacerdote, quizá? Él desde luego, no lo esconde.
Su poema preferido, “Oficio”, empieza y termina con estos dos pequeños versos inmensos: “Soy cura/ y qué”.

Conv. con JM IbañezNI ESCONDE ni renunciaría a su condición de sacerdote por nada. Busquemos, pues, otras explicaciones del porqué Ibáñez Langlois no es tan conocido como debería. La primera razón es biográfica. No ha vivido ni para forjar su obra ni mucho menos para promocionarla. Tal como relata en el recientemente publicado libro de memorias en forma de entrevistas Conversaciones con J.M. Ibáñez Langlois (Editorial Universitaria, 2015), ha escrito poesía impelido por las urgencias de la inspiración, sacando tiempo que no ha tenido, pero sin desatender jamás sus deberes sacerdotales. Ya lo había dicho en verso: “Qué son todos los libros de este mundo  / a las puertas del Cielo y el infierno. / Que Dios me deje ciego/ si alguna vez me olvido de su Iglesia / por escribir palabras”.
Consecuentemente, en esas memorias, los recuerdos de su labor pastoral o de su vocación al Opus Dei y al sacerdocio ocupan mucho más espacio que su labor poética.

La segunda razón por la que no goza de mayor predicamento es periodística. Ibáñez Langlois ha sido el crítico de poesía por excelencia en Chile desde las páginas del prestigioso diario El Mercurio. Un crítico dificulta la difusión de su propia obra porque genera o bien cierto rencor entre quienes puso mal o bien el pudor entre aquellos sobre los que escribió elogiosamente. Un manto de silencio se cierne siempre alrededor de la obra de creación del crítico.

La tercera razón, y última, es formal. El culturalismo y el coloquialismo se dan de la mano en sus versos sin que ninguno predomine sobre el otro, la voz propia y las voces ajenas se unen en un coro sin ahogarse; la subjetividad y la objetividad, la libertad literaria y la coherencia interna, el dogma y la emoción, el humor y la trascendencia, las rimas internas y los versos blancos, la escritura semiautomática y el proyecto unitario, la sátira y la caridad…, todo lo dispone Ibáñez Langlois para crear una poesía total, compleja. Pero que las exigencias de una obra de arte no nos arredren; un poeta (e Ibáñez Langlois lo es en toda la extensión de la palabra) da mucho más de lo que exige a los demás.

marzo_revmision_convJMIbanez

2020 © Editorial Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 2° piso, Santiago Chile.

(+56) 2 2896 8960


2020 © Librería Universitaria S.A.

Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1050 1° piso, Santiago Chile.
Horarios de atención: Lunes a Viernes, de 10:00 a 19:15 horas.
Sábado, de 10:00 a 14:00 horas.

(+56) 2 2896 8960, anexo 2

Sitio desarrollado por Juane.cl